Acostumbra a tu HIJO a leer.
Un niño que lee, será un adulto que PIENSA.